Parece mentira pero, ya ha transcurrido una década desde el lanzamiento de la criptomoneda bitcoin. Durante ese periodo, esta moneda ha sufrido altibajos en la cotización bursátil y ha puesto en alerta a los sistemas financieros más tradicionales. Esta tecnología, en los últimos años, ha conquistado el corazón de muchos, sumando así, más adeptos que nunca.

Tan solo debemos ojear los resultados de la plataforma blockchain para confirmar cómo el número de transacciones se sitúa en lo más alto, tras alcanzar los 456 millones. 

Actualmente, la moneda virtual tiene alrededor de 42 millones de usuarios en todo el mundo, un hecho impensable hace 10 años cuando comenzó su andadura. 

Más de 30 países europeos apuestan por el blockchain

Que el blockchain ha cambiado la forma de entender los sectores empresariales es un hecho. Por ello, más de 30 países del continente europeo han reconocido la importancia de esta tecnología, la cadena de bloques, en el futuro de las transacciones y en incontables áreas como la administración, el sistema sanitario, entre otros. 

Instituciones como el Comité Europeo de Normalización (CEN) y el Comité Europeo de Normalización Electrotécnica (Cenelec) han establecido un libro sobre la cadena de bloques capaz de establecer los estándares para un adecuado funcionamiento. Esta idea surge con el fin de evitar normativas que colisionen entre sí o sean contradictorias y que de esta forma dificulten el funcionamiento en Europa. 

La nación isleña criptomonetizada

Hace unos meses las desconocidas islas Marshall tomaban protagonismo debido a los altos niveles de radiación. Durante la Guerra Fría, Estados Unidos llevó a cabo una serie de pruebas nucleares que trajeron consigo altos niveles de radiación, mucho más altos que en las áreas afectadas de Chernóbil y Fukushima.  

bandera marshall

En estos últimos meses estas Islas vuelven a estar en boca de todos y el blockchain es el causante. Aisladas en el océano Pacífico se encuentran las islas Marshall, con un población de más de 70.000 habitantes, esta nación se posiciona como la pionera en el espacio de la criptomoneda.  

Con la cadena de bloques como base, surge la moneda nacional de las islas Marshall conocida como soberano marshalés o SOV. En la pasada conferencia en Singapur, el ministro de Medio Ambiente, David Paul, afirmó «Con la tecnología de cadena de bloques establecida, pensamos que este era un momento oportuno para crear nuestra propia moneda de curso legal» y de esta forma reducir la dependencia que tiene la nación del dólar. Por otro lado, aseguró que al ser un país pequeño será más fácil y rápido para las instituciones tomar decisiones y responder al mercado en el momento en el que se empiece  a introducir la moneda.

¿Cuándo estará en funcionamiento SOV?

Todavía tendremos que esperar un poco más para saber la fecha de lanzamiento de la moneda, mientras las instituciones están trabajando el ámbito regulatorio y de cumplimiento. 

marshall islands

La idea de este método de pago surge en el momento en el que la creación de las monedas digitales están subiendo como la espuma. El pasado mes de junio, Facebook nos dejaba boquiabiertos con sus planes sobre la moneda digital de la corporación apodada Libra; es un secreto a voces que el Banco Popular de China está tramando algo al respecto de este tema; además, Mark Carney, gobernador del Banco de Inglaterra, puso en la mesa la idea de una moneda virtual de reserva global tomando como referencia a Libra. 

Según Paul “El dólar no desaparecerá por completo, al menos no por el momento. La gente aún tendrá la opción de usar el dólar estadounidense”.

marshall islands

OneUP se beneficia de la tecnología del momento

OneUP no solo apuesta por la tecnología blockchain para poder alcanzar de manera más rápida el objetivo de crear la mayor red ciudadana de salvamento acuático sino, que es capaz de trazar el proceso de producción de creación de OneUP desde el estado de fabricación hasta su entrega al usuario final. 

Esta información es de gran utilidad no solo porque mejora la eficiencia de la compañía, sino porque permite que usuarios, distribuidores y futuros OneUPERS de todo el mundo puedan conocer en tiempo real la situación de la empresa.

Tokens OneUP, la moneda OneUPER

La participación en el proyecto se articula de manera digital mediante Tokens OneUP. Dichos tokens están basados en el estándar NEP-5 de la blockchain de NEO.