La publicación de esta semana se la dedicamos a todos aquellos que están dando sus primeros pasos en el mundo de las criptomonedas.

Sabemos que una de las principales dificultades con las que se encuentran los recién llegados, es la cantidad de términos que se utilizan en este mundillo. Pero, no temas, todos hemos pasado por esta situación.

Por ello, vamos a centrarnos en uno de los términos más básicos, ya que es imposible no leer un artículo, ver un vídeo o escuchar una ponencia sobre blockchain sin que se mencione la palabra token.

La nueva revolución de las criptomonedas

Un token es un objeto que tiene valor, pero dependiendo de ciertos contextos. Pongamos un ejemplo: las fichas de casino. Estas son solo un pedacito de plástico, pero para facilitar las apuestas dentro de un casino, todos los participantes acuerdan que esa ficha equivale a una cantidad de dinero determinada. Podemos decir, entonces, que estas fichas serían los tokens que se utilizan dentro de un casino.

Dentro de una red privada, un token puede servir para otorgar un derecho, para pagar por un trabajo, etc. Un token servirá para aquello que la persona u organización que lo diseñe o desarrolle decida, con el valor que se le haya establecido.

Token

Veamos ahora las funciones que puede tener un token:

  • Una moneda digital, usada como transferencia de valor entre participantes de una red. Este es el caso, por ejemplo, de BTC; la criptomoneda de Bitcoin. Los participantes de esa red lo intercambian para representar algún tipo de valor.
  • Una acción de una empresa. Este es uno de los usos más esperados, pero aún no se encuentra disponible. La idea es crear un token que represente una acción de una empresa y de esta forma facilitar su comercialización.
  • Una recompensa para los usuarios, como es el caso de BAT, acrónimo de Basic Attention Token y lo utiliza el navegador Brave para recompensar a sus usuarios. Brave es un navegador que bloquea, por defecto, todo tipo de publicidad en línea, aquellos usuarios que eligen exponerse por voluntad propia a la publicidad reciben una recompensa en BAT.
  • Un bien digital, por ejemplo, los Cryptokitties (juego basado en la tecnología blockchain y que utiliza criptomonedas para operar). Cada vez que alguien compra un bien digital, en realidad está comprando un token.
  • Representar un producto físico.

Como vemos, un token puede tener diferentes usos. Pero, para entenderlos más a fondo, es importante saber diferenciar las categorías en las que se dividen. Existen, básicamente, tres tipos de tokens:

Token de seguridad

oneup-token

Este tipo de token representa un activo financiero tradicional, como podría ser una acción de una empresa. Son tokens que se registran distribuidamente en blockchain, por lo que alcanzan grados de seguridad mucho mayores que los que ofrecen las redes convencionales de internet. Se pueden traspasar de forma eficiente y debido a que son programables, muchas funcionalidades se pueden desarrollar a partir de ellos.

Las posibilidades que ofrece un token de seguridad son muy amplias. Los casos más comunes en los que se usan suelen estar relacionados con participaciones en los dividendos de las empresas y porcentajes de los ingresos generados. La principal ventaja que tiene este tipo de token es que añade una capa de inteligencia a los activos ya existentes y los hace globales.

En el futuro, se espera que estos usos puedan llegar mucho más lejos.

Token de utilidad

oneup-token

Imagina que compraste diez fichas en una panadería, ¿qué es lo que puedes hacer con ellas? Pues algo tan sencillo como canjearlas por tus galletas favoritas en tu próxima visita.

Los tokens de utilidad dan a sus titulares acceso a los productos y servicios de una empresa o bien, pueden utilizarse como medio de pago; son como cupones que facilitan la compra. Pero, algo que es crucial saber es que estos tokens solo se pueden utilizar dentro del ecosistema de su emisor. Es decir, si has adquirido los tokens en la panadería, solo podrás canjearlos ahí. Además, no te darán derecho a reclamar un cierto porcentaje de las ganancias del negocio o para influir en el gobierno interno de este.

Token de equidad

oneup-token

Los tokens de equidad son una subcategoría de los tokens de seguridad que representan la posesión de un activo, ya sea una deuda o las acciones de una empresa. Utilizando la tecnología blockchain y los smart contracts, un startup podría repartir participaciones y derechos de voto a través de tokens. De esta forma, por ejemplo, un prestamista podría crear tokens que representaran la deuda de una empresa, permitiendo que esta fuera comprada y vendida en un entorno de alta liquidez.

Cómo adquirir Tokens OneUP

La participación en nuestro proyecto se articulará digitalmente mediante Tokens OneUP. Estos aportarán al interesado una serie de beneficios, en proporción al número de tokens asignados en función de su participación económica y estará sujeto a los términos y condiciones que se establezcan entre ambas partes.

El total de Tokens OneUP a través de los que se articulará digitalmente la participación de los interesados será de 211.600.000 unidades como máximo. Aplicando, al mismo tiempo, los bonus o descuentos que se prevén en la venta.

Todos aquellos que participen en la ronda pública obtendrán, adicionalmente los bonus propuestos, el derecho a recibir, sin coste alguno y en su propio domicilio, un OneUP por cada 2.000 tokens que se le hayan asignado al partícipe.

Asimismo, los partícipes tendrán derecho a intervenir en los beneficios que se obtengan por la venta en el mundo de cuantas unidades del producto se comercialicen.

Las previsiones de expansión del producto son extraordinarias. Teniendo en cuenta que en el mundo el 60% de la población vive cerca del mar, queremos estar presentes en todas partes. Desde pequeñas o grandes embarcaciones, hasta en el sector automovilístico o, simplemente, en tu bolso de playa. La oportunidad que se nos presenta es única.